Apuestas bajistas dominan mercado de ETF tal como en el 2008

Un sector en auge del mercado de fondos cotizados en bolsa (ETF, por sus siglas en inglés) de US$6,2 billones está enviando señales amenazantes sobre el camino a seguir para las acciones estadounidenses.

El comercio de ETF inversos (vehículos que ganan cuando el mercado pierde) está eclipsando la actividad en productos apalancados alcistas por el margen más amplio desde la crisis financiera, según datos de Bloomberg Intelligence.

Eso parece una nueva señal de desintegración de la percepción, ya que la política de la Reserva Federal más agresiva desde 1994 alimenta un mercado bajista con pocos precedentes. Los fondos apalancados a largo plazo son casi siempre más populares que sus contrapartes bajistas dado que los operadores buscan potenciar las ganancias del mercado.

Ahora que el impulso de comprar la caída se está evaporando, está siendo reemplazado por la demanda de coberturas en medio de las amplias pérdidas bursátiles de este año.

”Tiene sentido ver que los ETF inversos se vuelven más populares y reciben entradas de capital”, dijo Peter Chatwell, jefe de negociación de macroestrategias globales en Mizuho International Plc. “Para los inversionistas de dinero real, es difícil obtener protección contra caídas de una cartera, particularmente en un entorno de rendimiento creciente donde los bonos del Gobierno no funcionan bien como cobertura”.

Por lo general, la renta fija tendría un rendimiento superior en una economía en desaceleración, actuando para contrarrestar la caída de las acciones. Pero la perspectiva de una política cada vez más restrictiva, un continuo aumento de la inflación a pesar de ello y una recesión inminente están aplastando tanto a las acciones como a los bonos.

El aumento de la actividad de los ETF inversos parece especialmente bajista, ya que muchos más productos utilizan apalancamiento que durante la crisis financiera. De hecho, seis de los 10 mayores ETF inversos amplifican sus retornos invertidos.

El más grande es ProShares UltraPro Short QQQ (ticker SQQQ), que ofrece tres veces el rendimiento inverso del índice Nasdaq 100. Sus activos alcanzaron un máximo histórico de US$ 4,100 millones la semana pasada. Al mismo tiempo, el dinero en su contraparte apalancada alcista, el ProShares UltraPro QQQ (TQQQ), cayó al nivel más bajo en más de un año.

”Muestra la falta de convicción en el mercado: los inversionistas ahora están vendiendo las alzas en lugar de comprar las caídas”, dijo Athanasios Psarofagis, analista de ETF de Bloomberg Intelligence. “Puedes ver el cambio radical en la percepción: incluso durante marzo del 2020, los inversionistas estaban comprando la caída”.