El Ajax enfrenta una derrota histórica en De Klassieker frente al Feyenoord

hace 2 meses · Actualizado hace 2 meses

El PSV es goleado en el clásico

En un giro de eventos sin precedentes, el Ajax de Ámsterdam sufrió una goleada histórica por 6-0 en el clásico neerlandés, De Klassieker, a manos del Feyenoord. Esta derrota, ocurrida en la temporada 2023-24, no solo marca un punto bajo para el equipo sino que también se inscribe como uno de los momentos más humillantes en su historia dentro de esta rivalidad. Con este resultado, el Feyenoord no solo celebra una victoria contundente sino que también deja al Ajax en una posición complicada en la tabla de la Eredivisie.

Un despliegue ofensivo sin igual

La ofensiva del Feyenoord fue implacable desde el inicio, destacándose Yankuba Minteh y Igor Paixao con dos goles cada uno, acompañados por anotaciones de David Hancko y Quinten Timber. La habilidad para acelerar y dominar el partido especialmente hacia el final de la primera parte fue clave para establecer un precedente de superioridad que el Ajax no pudo revertir.

El Ajax en crisis

Este resultado es un reflejo de la temporada desalentadora que ha tenido el Ajax, situándose en la sexta posición de la tabla, alejado de las plazas de competiciones europeas. La eliminación temprana en varias competiciones, incluyendo la Europa League y la Conference League, solo añade más presión sobre un equipo que históricamente ha sido considerado uno de los gigantes del fútbol neerlandés.

Las repercusiones de una derrota histórica

Más allá del marcador, esta derrota ante el Feyenoord representa un momento crítico para el Ajax, evidenciando no solo las debilidades tácticas y defensivas sino también un bajo estado anímico del equipo. La mayor derrota en un De Klassieker contra el Feyenoord y una de las peores en la historia del equipo de Ámsterdam, pone de manifiesto la urgente necesidad de una revisión y posible reestructuración para volver a competir al más alto nivel.

El 6-0 sufrido por el Ajax frente al Feyenoord no solo es una derrota en el marcador sino un golpe a la moral y a la historia de uno de los equipos más laureados de los Países Bajos. Esta temporada parece marcar un antes y un después en la trayectoria reciente del Ajax, enfrentándose a la tarea de reconstruir y replantear estrategias para volver a ser competitivos tanto a nivel nacional como europeo. La derrota en De Klassieker no será fácil de olvidar, pero puede ser el punto de partida para una necesaria reflexión y cambio.

Subir