El paraguayo que fue guía y jugó un “partidito” con la nueva estrella del Newcastle

El joven paraguayo, Eiddryan Aitor (14 años), lleva viviendo con su familia en España desde hace varios años y el sábado vivió un momento muy especial, como sacado de un guión de Hollywood, que su padre Adrián Arévalo, quiso compartir con la redacción de VERSUS.

Los compatriotas decidieron ir hasta un parque para pasar un momento en familia y jugar a la pelota, pero jamás se imaginaron que el joven Eiddryan terminaría conociendo a un amigo muy especial; el futbolista neerlandés, Sven Botman, la nueva estrella del Newcastle United de la Premier League de Inglaterra.

“Vivimos en un barrio modesto de Palma de Mallorca. El sábado fuimos a un parque, le dejé a mi hijo que juegue a la pelota mientras iba al súper y cuando volví lo vi jugando con un extraño. Me asusté, él ya es de 14 años, pero el otro muchacho medía unos 2 metros. Mi hijo vino corriendo hacia mi y me dijo: ‘aquel hombre dice que es futbolista en Francia. Le dije: ‘¿Qué va a hacer por acá? Ese seguro es alguna persona mala, no hables con extraños'”, le indiqué.

“Pero mi hijo me seguía insistiendo, hasta que busqué el nombre en google y sorpresa, era el chico Sven Botman, de 22 años. Me asusté, el tipo vale 42 millones de dólares y estaba perdido en mi barrio”, comentó Adrián Arévalos a VERSUS.

Botman, quien en las últimas horas fue anunciado como flamante refuerzo del Newcastle United a cambio de 42 millones de dólares procedente del Lille de Francia, será compañero de Miguel Almirón en Inglaterra. Antes de sumarse a las “Urracas”, quiso hacerse un look especial con Manuel Cortés, un conocido peluquero y youtuber en la isla.

“El futbolista vino a cortarse el pelo en una peluquería que justo un día antes cortó a Cristiano Ronaldo, que está de vacaciones en mi misma ciudad, a unos 12 kilómetros. El chico (Botman) re humilde se subió en el autobús y mi hijo lo llevó hasta un lugar donde podía agarrar taxi, ni sabíamos que era el próximo ídolo y compañero de Miguel Almirón”, manifestó.

La familia Arévalo, oriunda de la ciudad de Ñemby, lleva viviendo en España hace 17 años, aunque no de manera corrida.

“Vamos y venimos siempre, en la pandemia volvimos y lastimosamente mi mujer tubo insuficiencia renal crónica y tuvimos que volver a España porque en Paraguay le costaría mucho la diálisis y acá le van a hacer el trasplante. Volvimos en febrero”, comentó.

La entrada El paraguayo que fue guía y jugó un “partidito” con la nueva estrella del Newcastle aparece primero en Versus.