El tenista ruso que se ofreció de voluntario para ayudar a los refugiados ucranianos en Polonia

El jugador es voluntario de Orphan’s Promise y Operation Blessing

¿Eres entrenador, tienes un Club, una Academia o quieres promover tus servicios de enseñanza de tenis de campo? Afíliate al Directorio Match Tenis y llega a más 40.000 personas en todo el país: Clic aquí

Muchos rusos no están de acuerdo con la invasión a Ucrania por parte de su gobierno, algunos hacen lo que pueden para ayudar a los damnificados, y de una u otra manera demostrar que no todos sus habitantes son malos. En un reportaje hecho por CBN News se destaca a un tenista ruso llamado Artem como voluntario para ayudar a los refugiados ucranianos en Polonia.

“Cierto día le pasé una hamburguesa a una joven de Ucrania, me preguntó: ‘¿De dónde eres?’ Le dije: ‘Soy de Rusia y estoy aquí porque los quiero’. Y ella me dijo: ‘Eso está bien, pero yo no los quiero’”, cuenta durante la entrevista Artem. “Y en ese momento le dije: ‘Te entiendo, creo que tienes derecho a decir eso por lo que está pasando en tu país y lo siento mucho, pero Dios te ama y nunca querría que eso le pasara a tu país’. Y en unos segundos, me miró y me dijo: ‘Quizá seas la única persona de todos los rusos a la que puedo amar’”, relata.

Según el reportaje, Artem es un tenista de San Petersburgo (Rusia) y cuando estalló la guerra en Ucrania, fue a Varsovia para ayudar a los refugiados ucranianos que huían a Polonia. “Dios ama a todas las personas, especialmente a los pobres. Así que mi corazón está detrás de esas personas que están experimentando pena, experimentando dolor, y para ayudarles de cualquier manera posible, pero también para presentarles las buenas noticias, las cosas que realmente pueden cambiar su vida”, añade.

Artem es voluntario de Orphan’s Promise y Operation Blessing. Además de proporcionar ayuda física a la gente, los voluntarios comparten el evangelio con las personas de estos hogares de refugiados. “Es lo mejor que le puede pasar a alguien. Dios cambió mi vida hace seis años, y no querría cambiarla por nada. Es la mejor decisión que he tomado y veo los frutos que Dios saca de ello”, explica. Artem dice que entiende el riesgo que supone ser un ruso que ayuda a la gente de Ucrania, pero dice que cree que Dios le ha llamado a estar allí para un momento como este.

“Dios nos pone a veces en temporadas extremas y esta es la temporada en la que creo que está llamando a la gente, nos pide que nos impliquemos activamente en su obra, y no querría cambiar este lugar por ningún otro ahora mismo. Mañana, si veo a un ucraniano en el cielo y él o ella dice que está allí gracias a mí, me sentiría muy honrado. No hay mejor ni más alto privilegio que ese”.

About the author

Francisco Vargas: Twitter @VargasPacho. Periodista especializado en tenis con una experiencia de 8 años en los diferentes circuitos de la ATP y WTA. Voice Over en eventos internacionales.