Jerome Powell prevé que la Fed eleve su tasa en medio punto porcentual en junio y julio

46

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, reafirmó que es probable que el banco central aumente las tasas de interés en medio punto porcentual en cada una de sus próximas dos reuniones, dejando abierta la posibilidad de que pueda hacer más.

En una entrevista con el programa de radio pública Marketplace, el jueves, Powell dejó en claro su determinación de controlar la inflación, pero admitió que la capacidad de la Fed para hacerlo sin desencadenar una recesión puede depender de factores fuera de su control.

“Si la economía funciona como se espera”, dijo Powell, “sería apropiado que haya aumentos adicionales de 50 puntos básicos en las próximas dos reuniones”.

Cuando se le preguntó si estaba eliminando un aumento mayor de 75 puntos básicos, reiteró su comentario de una conferencia de prensa del 4 de mayo de que la Fed no estaba “considerando activamente” tal medida, según una transcripción de la entrevista publicada por Marketplace.

Pero agregó que, “si las cosas salen mejor de lo que esperamos, entonces estamos preparados para hacer menos. Si vienen peor de lo que esperamos, entonces estamos preparados para hacer más”.

La Fed, que lucha contra la inflación más alta en cuatro décadas, elevó las tasas de interés en medio punto porcentual la semana pasada y Powell señaló en una conferencia de prensa que estaba en camino de hacer lo mismo en sus reuniones de junio y julio.

Los últimos comentarios de Powell se producen el día en que el Senado lo confirmó en una votación bipartidista, de 80 a 19, para otro mandato de cuatro años al frente del banco central de Estados Unidos.

Si bien su apoyo político es amplio, algunos inversionistas y exfuncionarios han criticado a la Fed por demorarse en enfrentar el aumento de los precios avivado por la demanda reprimida y los enredos en la cadena de suministro inducidos por la pandemia. Esas presiones han empeorado por la invasión de Rusia a Ucrania y los bloqueos del COVID-19 en China.

Powell reconoció que la Fed probablemente debió haber elevado las tasas desde niveles cercanos a cero antes de marzo, cuando inició un ciclo de restricción crediticia.

“Si tuvieras una visión retrospectiva perfecta, regresarías, y probablemente hubiera sido mejor para nosotros haber subido las tasas un poco antes. No estoy seguro de cuánta diferencia habría hecho, pero tenemos que tomar decisiones en tiempo real, basándonos en lo que sabemos en ese momento, e hicimos lo mejor que pudimos”, dijo.

Un poco de dolor

Powell dijo que la Fed apuntaba a lograr un aterrizaje suave de la economía, en el que la inflación regrese a su objetivo del 2% mientras el mercado laboral se mantiene fuerte. Pero agregó que será “bastante desafiante” lograrlo y que el proceso de hacerlo “incluirá algo de dolor”.

“La pregunta de si podemos ejecutar un aterrizaje suave o no, en realidad puede depender de factores que no controlamos”, dijo, señalando en particular los eventos geopolíticos y los cuellos de botella en la cadena de suministro.

Pero independientemente, Powell dejó en claro que reducir la inflación era su prioridad número uno.

Cuando se le pidió al final de la entrevista que resumiera su pensamiento en cinco palabras, Powell respondió: “Vuelva a controlar la inflación”.

La presidenta de la Fed de San Francisco, Mary Daly, en una entrevista el jueves con Bloomberg News, también reforzó las expectativas de alzas de medio punto en junio y julio.

“Espero que las condiciones financieras se endurezcan aún más a medida que avanzamos a través de estos aumentos de tasas”, dijo Daly. “Creo que ya hemos tenido un buen comienzo con ellos, pero me gustaría ver un endurecimiento continuo de las condiciones financieras”.

VIDEO RECOMENDADO