¿Por qué hay escasez de fórmula para bebés en Estados Unidos?

42

Una escasez de fórmula para bebés sin precedentes está preocupando a las madres que dependen de ella para alimentar a sus hijos.

La producción de leche infantil pasa por momentos de crisis, aunque no es la única razón por la que no se encuentra en los anaqueles. Mientras tanto, cada día nacen nuevos bebés cuyas madres no pueden amamantar por diversas razones. En la actualidad eso es un verdadero problema.

Depender de fórmula en estos momentos requiere de paciencia y creatividad. Los estados donde todavía quedan reservas se agotan con facilidad ante las compras nerviosas. Tiendas como Walgreens, CVS y Target limitan las compras para proteger el inventario hasta donde sea posible y alargar la crisis.

Te puede interesar:

¿Por qué no hay fórmulas lácteas de bebés?

Al menos tres hechos causaron la falta de fórmula en el mercado:

1) Retiro de fórmulas por bacteria.
La FDA advirtió en febrero evitar las fórmulas en polvo para bebés:Similac, Alimentum o EleCare. Todas producidas por Abbott Nutrition en Sturgis, una planta en Michigan. La razón: la muerte de dos bebés que levantó una investigación por seguridad.

Más tarde la misma empresa anunció el retiro voluntario de los productos alegando “quejas de los consumidores sobre enfermedades infantiles relacionadas con Cronobacter sakazakii, Salmonella Newport”.

Según la FDA las investigaciones pueden tardar más tiempo de lo que una familia puede esperar para volver a contar con las fórmulas. Debaten liberar algunos productos debido a que “el beneficio de permitir que los padres, en consulta con sus proveedores de atención médica, accedan a estos productos puede superar el riesgo potencial de infección bacteriana”.

Te puede interesar:

2) Baja producción, alta demanda.

Al menos el 98 % de la fórmula se produce en el país, según reportó The Associated Press. Pero la pandemia por coronavirus desaceleró la producción, complicando la cadena de suministro. Aunado a esto, debido a los miedos de muchas madres de amamantar a sus nuevos hijos en medio del COVID-19, muchas prefirieron la fórmula.

El gobierno y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) anunciaron que están revisando cómo apoyar a la industria de fórmulas infantiles para maximizar su producción y satisfacer las demandas. Las empresas, por su parte, están dando prioridad a las líneas de productos que son de mayor necesidad, en particular las fórmulas especiales.

3) Política comercial reducida.

Otra solución que está encontrando el gobierno es cerrar importaciones con países como México, Chile, Irlanda y Holanda, algo novedoso para este rubro de productos, lo que lleva a otra causa de la escasez.

En Estados Unidos son muchos los productos que no cuentan con la apertura de importación. Los motivos pueden ser simplemente un etiquetado que no cuentan con lo requerido en el país. Eso incluye a las fórmulas que provengan de países de Europa, principalmente, aun cuando pueden tener máxima calidad, indicó un estudio.

Te puede interesar:

¿Cómo solucionan las madres la escasez de fórmula para bebés?

Algunas soluciones en positivo que ayudan a las madres a combar la falta de alimento para sus bebés son:

intercambiar, vender y ofrecer sus excedentes entre otras madres.

Modernizando la antigua práctica del “trueque”, padres de familia están abriendo grupos en redes sociales para colaborar entre ellos y ayudarse.

Ashley Maddox, una madre de dos hijos originaria de San Diego, creó esta semana un grupo en Facebook luego de no poder encontrar fórmula para su hijo de cinco meses, Cole, en el economato de la base naval.

“Me puse en contacto con mi amiga en mi grupo y ella tenía siete latas de la fórmula que necesito y que ella no usaba porque su bebé ya no la necesita”, comentó Maddox, de 31 años. “Así que conduje a su casa, a unos 20 minutos, la recogí y le pagué. Fue un milagro”.

Maddox es apenas un caso de varios que están encontrando las formas de abastecerse mientras el gobierno cumple la promesa de solventar la crisis nacional.