Se empieza a retomar compra de terrenos para colegios y galerías

En un escenario de coyuntura un poco complejo, algunas empresas han retomado sus planes de expansión. Es el caso de la compra de terrenos, en la que si bien los tiempos de decisión de respuesta se han prolongado, se nota mayor disposición para cerrar la transacción.

“Varias empresas revaluaron sus planes de compra de tierra, pero vimos que este año empezó a reactivar. La demanda viene más por congregaciones religiosas, instituciones educativas y clínicas, pero con planes de menor cuantía, es decir, si antes iban a ejecutar dos colegios, ahora van por uno”, señala Mirko Kresevic, director del banco de propiedades de Centenario.

El ejecutivo indica que estos sectores tienen los planes de compra más firmes.

Asimismo, desde la nueva división de macrolotes de la empresa, han observado que la demanda de terrenos es, en promedio, de 10,000 m2, y pedidos especiales hasta de 60 hectáreas.

Esta demanda viene tanto de Lima como de provincias. “Por ejemplo, en abril cerramos la operación de un macrolote para un colegio en Huancayo, y vemos que la demanda está firme dentro de los usuarios finales”, sostuvo el ejecutivo.

Comercio

Y quienes también están empujando la compra de tierras son desarrolladores de centros de comercio tradicional, como mercados vecinales y algunos más modernos que combinan lo tradicional con locales de galería. “Tenemos tierra con zonificación comercial y estamos captando ese mercado”, dijo Kresevic.

Con todo ello, ven que este primer semestre viene siendo muy dinámico para esta división, tras haberse pospuesto los proyectos de compra durante el segundo semestre de 2021.

“Las negociaciones de los macrolotes duran aproximadamente unos seis meses, y esperamos que entre este mes y el próximo maduren varias. No vamos a decir que la demanda aumentó pero sí que está firme”, agregó el ejecutivo.

La perspectiva de Kresevic es que para el segundo semestre se cierren unos cinco o seis acuerdos de compra de diferentes magnitudes.

Cabe precisar que el terreno de menor ticket es de US$ 1.2 millones y algunas operaciones alcanzan los US$ 20 millones.

Piura atrae a desarrolladores de vivienda

La demanda de lotes de los desarrolladores de vivienda se mantiene, y su esfuerzo se enfoca por conseguir tierras en Lima, donde hay mayor demanda para estos proyectos. “Contamos con un buen banco de terrenos y la demanda importante es por inmuebles de gran extensión, enfocada principalmente en Lima, pero también hay mucho interés en Piura, para casas, departamentos o proyectos como Techo Propio”, señala Mirko Kresevic.

Según anota, “más que por un tema de precio, dado que las tarifas en provincia son menores, elegir la ciudad del norte responde a la demanda de vivienda que existe en esa zona”, acotó.

Cifras y datos

Tarifas. Pese al ruido político se han mantenido las tarifas en terrenos de gran extensión, solo leves alzas, a diferencia de espacios con menor extensión.Espacios. Banco de tierras de Centenario está principalmente en el sur, donde tienen proyectos como Macrópolis; pero también tienen terrenos en Lima Norte, Lima Este, San Isidro, Surco, entre otros.