Tesla confía en haber dejado atrás el “infierno” de la cadena de suministros

El director ejecutivo de Tesla Inc., Elon Musk, dijo que el fabricante de vehículos eléctricos ha pasado por un “infierno de la cadena de suministro”, pero ve una tendencia a la baja en los precios de las materias primas y manifestó su optimismo de que la compañía puede lograr un volumen récord durante el resto del año.

Los comentarios se produjeron después de que el líder del mercado de vehículos eléctricos informara ganancias del segundo trimestre que superaron las estimaciones de Wall Street, lo que refleja el progreso de Tesla para volver a encarrilar su producción mientras aborda los obstáculos de la cadena de suministro y los confinamientos por el covid-19 en su fábrica en China.

“Tenemos potencial para una segunda mitad del año sin precedentes”, dijo Musk en un encuentro con analistas, destacando la fuerte producción de junio en las fábricas de la compañía en California y Shanghái. Pero advirtió que la industria se ha enfrentado a graves desafíos para garantizar el suministro adecuado de piezas y materiales.

“Ha sido una especie de infierno en la cadena de suministro durante varios años”, dijo Musk.

El CEO de Tesla ve señales de que los precios de las materias primas están en una trayectoria descendente y pronostica que la inflación se desacelerará para fin de año.

Las acciones de la empresa subieron el miércoles 0.8%, a US$ 748.55 en Nueva York. La acción ha caído cerca de 30% este año.

Pronóstico de producción intacto

Tesla, el primer gran fabricante de automóviles de EE. UU. en informar los resultados financieros del segundo trimestre, dijo en una carta a los accionistas que aumentar la producción en sus dos plantas más nuevas, una en Alemania y la otra en Texas, dependerá del lanzamiento sin problemas de nuevos vehículos y cadenas de suministro mejoradas.

El fabricante con sede en Austin, Texas, dejó sin cambios su pronóstico de producción de un crecimiento anual promedio del 50% “en un horizonte de varios años”, pero dijo que problemas que van desde la escasez de suministros y mano de obra hasta dificultades logísticas, impidieron que sus fábricas funcionaran a plena capacidad en los últimos años. cuarto.

“Están manteniendo su tasa de crecimiento del 50%, lo cual es un poco sorprendente. Pensé que podrían retractarse de eso”, dijo Gene Munster de Loup Ventures. “Están haciendo un buen trabajo navegando en un entorno difícil”.

Tesla registró ganancias ajustadas de US$ 2.27 por acción, superando el promedio de US$ 1.83 por acción de las estimaciones de analistas compiladas por Bloomberg. Pero eso estuvo por debajo de los US$ 3.22 que ganó Tesla en el primer trimestre, lo que marca la primera disminución secuencial de las ganancias desde finales de 2020.

Debut de Cybertruck en 2023

Los analistas están prestando mucha atención a la rapidez con la que Tesla puede aumentar la producción de su SUV Modelo Y para el mercado masivo de esas dos fábricas, y también develar la tan esperada camioneta Cybertruck en Austin. Musk dijo a los analistas en la reunión que Tesla está en camino de presentar el vehículo a mediados de 2023 y dijo que podría ser “nuestro mejor producto”.

Tesla dijo anteriormente que entregó 254,695 vehículos en todo el mundo en el trimestre, un 27% más con respecto al mismo periodo del año pasado, pero por debajo de su récord del primer trimestre de 310,048 unidades.

Fue la primera vez en dos años que la empresa no logró aumentar las entregas de vehículos con respecto al trimestre anterior. En abril, Musk predijo que la empresa produciría más de 1.5 millones de vehículos este año. Tesla ya ha fabricado alrededor de 564,000 en la primera mitad del año.

Los ingresos del fabricante de autos eléctricos llegaron a US$ 16,900 millones, alcanzando el promedio de las estimaciones.

Musk dijo que Telsa está abierta a aumentar sus tenencias de criptomonedas incluso después de informar un deterioro de Bitcoin que redujo las ganancias del segundo trimestre.

Tesla convirtió alrededor del 75 % de sus compras de Bitcoin en moneda fiduciaria, pero el CEO explicó la medida como una forma de aumentar la liquidez en medio de la incertidumbre sobre la duración de los confinamientos relacionados con el covid-19 en China. No debe verse como “un veredicto sobre Bitcoin”, dijo.