La muerte de Raphael Dwamena, un trágico recordatorio de los riesgos del fútbol

hace 7 meses · Actualizado hace 7 meses

Raphael Dwanema muere en pleno partido

La muerte del futbolista internacional ghanés Raphael Dwanema este sábado tras sufrir una crisis cardiaca en pleno partido del campeonato de Albania es un trágico recordatorio de los riesgos que conlleva la práctica del fútbol profesional.

Dwamena, de 28 años, era un jugador de gran talento que ya había tenido problemas cardiacos en el pasado. En 2017, fue rechazado por el Brighton inglés por este motivo. Sin embargo, tras ser operado del corazón en 2020, pudo continuar con su carrera y se convirtió en el máximo goleador del campeonato albanés.

La muerte de Dwanema ha abierto el debate en los medios albaneses de si la federación de ese país debía haberle impedido practicar el fútbol profesional. La federación decidió suspender todos los partidos del campeonato de este sábado como homenaje a Dwanema.

La muerte de Dwamena es un recordatorio de que el fútbol es un deporte de alto riesgo, especialmente para los jugadores con problemas cardiacos. Los clubes y las federaciones deben tomar medidas para proteger la salud de los futbolistas, especialmente aquellos que tienen factores de riesgo.

Algunas medidas que se pueden tomar para proteger la salud de los futbolistas:

  • Realizar pruebas cardiacas exhaustivas a todos los jugadores antes de firmar un contrato profesional.
  • Monitorizar regularmente la salud cardiaca de los jugadores durante su carrera.
  • Imponer restricciones a los jugadores con problemas cardiacos, como limitar su tiempo de juego o prohibirles participar en partidos internacionales.

La muerte de Dwamena es una tragedia que no debe repetirse. Los clubes y las federaciones deben tomar medidas para proteger la salud de los futbolistas y evitar que se produzcan más tragedias como esta.

Subir